Mostrando todos los resultados 7

El mantenimiento regular y consistente del barco es la clave para que se mantenga seguro y fiable, con un mínimo de gastos de reparación inesperados, y para que mantenga su aspecto y su valor por más tiempo.
Cualquiera que sea el barco, el mantenimiento es un proceso continuo que requiere que observemos de cerca todo lo que pueda necesitar atención, incluyendo la maniobra, cabos desgastados, daños en las velas y así sucesivamente.


Eso no quiere decir que el mantenimiento regular tenga que ser una tarea onerosa, es más una actitud que debemos cultivar, lo que nos ayudará a detectar las primeras señales de deterioro, controlar el desgaste que se vaya produciendo y decidir qué hacer antes de que se vuelva un problema que nos pueda estropear un fin de semana perfecto.